Eduard-Vallory-Tiching

¿Para qué sirven los sueños?

Eduard-Vallory-Tiching

by Joaquín Vidal López

Todos hemos tenido alguna vez la sensación de tener un sueño premonitorio o que parecía avisarnos de algo que más tarde iba a suceder. También son frecuentes en nuestra vida diaria las experiencias dejà vu, en las que nos encontramos ante una situación que nos parece haber vivido o soñado previamente a que ésta ocurriera.

Los neurocientíficos están empezando a entender porqué y cómo se producen estas experiencias, y lo que es más importante, aportan datos empíricos a la suposición (sospechada desde hace mucho tiempo) de que los sueños sirven para “prepararnos para el futuro”, es decir, para exponernos en un entorno controlado a sucesos que es probable que nos vayan a suceder más adelante.

Fuente: elaboración por el autor

Dragoi y Tonegawa (2011) han publicado un artículo recientemente que confirma esta suposición. Para ello, entrenaron a las ratas a que pasaran por una plataforma con una secuencia de colores determinada (verde, amarillo y rojo, en el dibujo). Cuando las ratas realizaron con éxito esta primera tarea (simbolizada con el número 1 en el dibujo), las ratas pasaron a una segunda fase en la que se les dejaba descansar o dormir en el lugar donde antes había habido comida (número 2 del dibujo).

Las ratas reproducían en su hipocampo (una zona del cerebro especializada en la localización espacial de los objetos y que se activa también durante el descanso y el sueño), una secuencia de impulsos eléctricos que era la misma que se había registrado cuando realizaban la tarea 1. Sin embargo, de vez en cuando (una de cada tres veces aproximadamente), se observaba una secuencia de impulsos eléctricos que no se correspondía con esta secuencia.

A continuación se dejó a las ratas que circularan por el otro pasillo (número 3 en el dibujo), y se observó que el patrón eléctrico que se registraba era el mismo que este patrón desconocido de registros eléctricos. Es decir, las ratas habían estado viendo, o se habían estado imaginando, que realizaban este segundo recorrido, aunque no lo hubieran hecho ninguna vez hasta el momento.

Estos datos apoyan la idea de que nuestro cerebro, en nuestros periodos de descanso y sueño, no solamente recapitula las experiencias que hemos vivido, sino que trata de anticiparse al futuro, para ello prevé posibles situaciones que vamos a tener más adelante con una precisión casi milimétrica, o más bien habría que decir casi miliampérica.

Bibliografía:

Dragoi, G. y Tonegawa, S. (2011). Preplay of future place cell sequences by hippocampal cellular assemblies. Nature, 398 (469), 397-403.

Artículos Relacionados

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>